Yo me quedo en casa

La pobreza es un tema multisectorial que el gobierno debe tener como prioridad

Publicado: 2018-04-27


El Parlamentario andino Alan Fairlie, precisó que es importante crear políticas multisectoriales y unir todos los esfuerzos para seguir luchando contra la pobreza.

Lima, 27 de abril de 2018.- El reciente informe del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), señala que la pobreza monetaria en el Perú subió de un 20.7 % a un 21.7 % entre los años 2016 y 2017. Publicada esta información, el parlamentario andino Alan Fairlie precisó la importancia de trabajar con todos los actores implicados en la lucha contra la pobreza.

“Es necesario diseñar e implementar políticas públicas eficaces que tomen en cuenta cada uno de los factores por los cuales la pobreza ha tendido a aumentar. Entre estos factores están la desaceleración de economía, la reducción de los niveles de empleo, así como la precaria calidad de los sistemas de atención de necesidades básicas, como educación, salud y saneamiento, tanto en las zonas urbanas como rurales”, declaró Fairlie.

Según las cifras del INEI, el número de personas en situación de pobreza se incrementó en 375,000; es decir, dejaron de ubicarse en la clase media para pasar a engrosar las filas de los pobres, donde ahora hay 6’906,000 personas.

En referencia al ámbito geográfico, la pobreza afectó al 44.4 % de la población rural, incrementándose en 0.6 % en comparación con el año anterior. Mientras que en la población urbana, la incidencia fue de un 15.1 %, es decir, 1.2% más que el año 2016. Cabe destacar que, en cuanto a las regiones, Cajamarca registró la pobreza monetaria más alta del 2017, con 47.5 %, pese a ser un departamento que goza de grandes ingresos por concepto de canon minero.

Ingresos y gastos de los peruanos

Según las cifras, el promedio per cápita del gasto real de los peruanos fue de S/ 732, lo que representa un 0.2 % menos en comparación con el nivel de gasto en el 2016. Por otro lado, el ingreso real promedio mensual por persona se situó en S/ 962 -monto similar al actual salario mínimo vital-, que en comparación al año 2016 disminuyó en 1.5 %.

“Debemos prestar atención al carácter multidimensional de la pobreza y tomar medidas para reactivar la economía y además fortalecer los programas sociales que a su vez contribuyan al logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, garantizando así mejores condiciones de vida para la población” finalizó el parlamentario Fairlie.


Escrito por

Alan Fairlie Reinoso

Economista y actual Parlamentario Andino por Perú.


Publicado en