es constitucional, no confundas

OIT

DECLARACIÓN DEL CENTENARIO DE LA OIT PARA EL FUTURO DEL TRABAJO

Alan Fairlie

Publicado: 2019-06-28



La 108º reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo de la OIT que se llevó a cabo del 10 al 21 de junio en Ginebra, adoptó la “Declaración del Centenario de la OIT para el futuro del trabajo” donde se aborda el imperativo de la OIT por alcanzar la justicia social y la democracia, y los nuevos retos que se afrontan en el futuro del trabajo. Reafirman que el trabajo no es una mercancía, reconocen que el diálogo social contribuye a la cohesión de las sociedades, y es vital para que una economía sea productiva y eficiente. Y, se comprometen con un mundo del trabajo libre de violencia y acoso.

La Declaración señala, a su vez, que se viven momentos de desigualdades persistentes y se afrontan transformaciones radicales producto de las innovaciones tecnológicas, los cambios demográficos, los cambios medioambientales y climáticos, y la globalización. Siendo urgente actuar para aprovechar las oportunidades y construir un futuro del trabajo justo, inclusivo y seguro con empleo pleno, productivo y libremente elegido y trabajo decente para todos.

Asimismo; exhorta a todos sus Miembros a seguir desarrollando su enfoque del futuro del trabajo centrado en las personas. Este se basa en el fortalecimiento de las capacidades de todas las personas, para beneficiarse de las oportunidades de un mundo de trabajo en transición (el logro de la igualdad de género, un sistema eficaz de aprendizaje permanente y educación de calidad, el acceso universal a una protección social completa y sostenible); el fortalecimiento de las instituciones del trabajo que ofrezcan una protección adecuada a todos los trabajadores (el respeto a los derechos fundamentales, un salario mínimo adecuado, límites máximos al tiempo de trabajo, la seguridad y salud en el trabajo); el fomento del crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo, y el trabajo decente.

Se resalta la necesidad de prestar atención a la libertad de asociación, libertad sindical, el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva, la inspección del trabajo, entre otros. Más aún, si constantemente se presentan diversas denuncias respecto a la vulneración de la libertad sindical y la negociación colectiva. Lo señalado por la OIT debe ser tomado para autoevaluarnos, si se está brindado o no una adecuada protección a los trabajadores. Por ello, señala que el dialogo social que incluye a la negociación colectiva y la cooperación tripartita es fundamento esencial de la OIT.

Consideramos que las autoridades de nuestro país deben asumir con responsabilidad el futuro del trabajo frente a los constantes cambios que se vienen dando en el mundo del trabajo. Suscribir la Declaración, prepararnos para afrontar estos cambios y proteger a los trabajadores. Respetando el diálogo social, tan venido a menos incluso en los momentos actuales, que se pretende aprobar una política de productividad y competitividad que incluye una reforma laboral que pretende recortar derechos de los trabajadores. El llamado de la OIT está hoy más vigente que nunca, y deberíamos optar por una política que permita construir un mundo con justicia social.


Escrito por

Alan Fairlie Reinoso

Economista y actual Parlamentario Andino por Perú.


Publicado en