Están disueltos, pues

Foto: andina

¿Y los estudiantes de universidades con licencia institucional denegada?

Publicado: 2020-01-02

En el 2014, se promulgó la Ley Universitaria (Ley N° 30220) y con ella se crea la Sunedu, constituyéndose como el órgano rector del aseguramiento de la calidad de la educación superior, que ha venido evaluando las condiciones básicas para la enseñanza en la educación superior. Entre el 2015 y el 2017, 141 universidades y 4 escuelas de posgrado presentaron sus solicitudes de Licenciamiento Institucional ante la SUNEDU; y a la fecha, 84 universidades y dos Escuelas de Posgrado han logrado obtener dicha Licencia.[1] 

Avances

Por otro lado, se les ha negado el licenciamiento a 32 universidades, (una pública), lo que implica que 165,679 estudiantes se verán afectados[2]. Ante esta situación, el gobierno ha venido estableciendo una serie de medidas con el afán de subsanar las consecuencias de estos cierres. En primer lugar, se estableció mediante Resolución Ministerial N° 601-2018-MINEDU, los “Lineamientos sobre el diseño de estrategias de apoyo a la movilidad de estudiantes afectados de universidades en proceso de cese de actividades”, en donde se señalaban estrategias de apoyo a los jóvenes universitarios que se vieron afectados con el cierre de sus universidades, dentro de ellas: la promoción de espacios para la coordinación entre universidades en proceso de cese de actividades, y universidades potencialmente receptoras.

Estas medidas se establecieron pensando principalmente en el cierre de universidades privadas. Para el caso de universidades públicas, el Gobierno aprobó un Plan de Emergencia. Este plan buscaría que aquellas universidades públicas, cuya licencia institucional sea denegada, puedan establecer medidas y acciones que les permitan cumplir con las condiciones básicas de calidad, durante el plazo máximo de cese establecido. Así, vencido el plazo de la moratoria dispuesto en la Ley Nº 30759, puedan solicitar la licencia institucional en un nuevo proceso.

Y los estudiantes?

Si bien el licenciamiento de las Instituciones de educación superior es una herramienta que permite garantizar la calidad de la enseñanza, resulta fundamental establecer mecanismos que permitan asegurar la permanencia de los jóvenes dentro del sistema educativo. En ese sentido, a través del Decreto de Urgencia N° 042-2019 se establecen mecanismos de apoyo a la incorporación de los estudiantes de universidades con licencia denegada, en universidades públicas licenciadas. Si bien la medida tiene un fin plausible, consideramos que hay aspectos que deben de ser mejorados, especialmente el de financiamiento.

El decreto establece que el Ministerio de Educación podrá realizar modificaciones dentro de su presupuesto institucional para el año 2020, a favor de las universidades públicas. Desde el 28 de diciembre tiene 45 días para establecer las condiciones y disposiciones que deberán cumplir las universidades para obtener dicho financiamiento. Es necesario generar y asignar fondos adicionales, que permitan al ministerio atender y dotar de mayores recursos a las universidades nacionales receptoras.

Ampliar opciones

Asimismo, se debe tener en cuenta diversos aspectos que garanticen que los jóvenes que se trasladen a las universidades nacionales, así como aquellos que ya se encuentren allí, no se vean perjudicados. Para ello, es indispensable que las universidades cuenten con la infraestructura adecuada, así como el número de docentes y laboratorios propios de cada carrera, ampliándolos en los casos que fuere necesario.

Si bien, diseñar un examen especial para estos jóvenes es una buena alternativa, resulta indispensable que se establezca un financiamiento adecuado, ya que los recursos iniciales destinados para la implementación de esta medida ascienden solo a S/ 18 millones[3]. Considerando que los jóvenes afectados son más de 165 mil, implica que el apoyo financiero es insuficiente.

Es necesario establecer otros medios como becas o programas de apoyo financiero, a fin de que los estudiantes que no logren trasladarse a universidades nacionales, puedan acceder a universidades privadas ya licenciadas. La educación superior debe de ser vista como una prioridad nacional y como una herramienta que nos permita alcanzar mayores niveles de productividad y competitividad y el cambio hacia un modelo económico que promueva la diversificación productiva.

En ese camino se debe fortalecer las universidades públicas, que deben garantizar una educación de calidad a los ciudadanos, pilar de un desarrollo sostenible.

[1] Véase : https://www.sunedu.gob.pe/avances-licenciamiento/

[2] Diario Gestión (28.12.19) Minedu financiará traslado de estudiantes de universidades con licencia denegada a instituciones públicas

[3] Ibídem


Escrito por

Alan Fairlie Reinoso

Economista y actual Parlamentario Andino por Perú.


Publicado en