Santiago Manuin por siempre

FOTO: MYPYMES

COVID-19: MEDICIONES DE RESILIENCIA DE EMPRESAS DE LA REGIÓN ANDINA

Publicado: 2020-06-25

Una última investigación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID (1) evalúa la resiliencia de empresas de la región andina, frente a shocks como el covid-19. A continuación, resaltamos algunos de sus hallazgos. 

Panorama regional

Las cadenas de suministro fueron uno de los principales transmisores del choque de oferta sobre las empresas de la región. De acuerdo con el BID, el sector de maquinaria y equipo, petróleos y químicos y electrónicos estarían afrontando mayores riesgos en la sostenibilidad de su cadena productiva en comparación a otros sectores.

Asimismo, se observa que el financiamiento mediante clientes y proveedores es la tercera fuente más importante de financiamiento en los países andinos, después del financiamiento con utilidades retenidas y el financiamiento bancario.

El ratio de gastos fijos respecto a gastos totales también es un buen indicador de vulnerabilidad empresarial, puesto que estos costos deben ser asumidos independientemente del éxito o fracaso de las actividades de la empresa. De acuerdo con datos del Banco Mundial (BM), estos costos representaron casi el 30% del total de costos del total de empresas, y son mucho mayores para empresas de menor tamaño.

El indicador de mayor preocupación es el de acceso a líneas de crédito. Cerca de la mitad de microempresas no reportan contar con acceso a una, y casi la totalidad de empresas grandes acceden a una. Esta situación es una grave amenaza a la resistencia de las empresas de menor tamaño que se agudiza si se toma en cuenta que más del 80% de microempresas realizan sus actividades en lugares rentados. Estos dos factores las hacen más proclives a la desaparición e insostenibilidad financiera.

Con relación a la digitalización, Perú y Colombia se posicionan favorablemente sobre Ecuador y Bolivia. Sin embargo, por tamaño de empresa, las microempresas muestran usar las tecnologías con menor intensidad. El nivel de innovación también es un buen indicador de sobrevivencia ante un choque adverso, ya que mide su adaptabilidad. De acuerdo con data del BM, las empresas exportadoras y las de mayor tamaño son las empresas más innovadoras. Las formas más comunes de financiamiento de innovación son los fondos propios y préstamos bancarios. El apoyo público a la innovación, muestra ser mínimo. Las empresas también reportaron que uno de los principales obstáculos para innovar es el riesgo asociado a la facilidad para copiar los procesos o productos en que invierten.

Por otro lado, un último indicador sobre inserción de empresas en cadenas productivas, revela que solo un 20% de empresas venden a consumidores finales, lo cual implica que son más sensibles a la paralización de actividades de otras empresas. Por último, se observa que son las empresas de mayor tamaño las que cuentan con mayor productividad de su mano de obra, lo cual aumenta su probabilidad de sobrevivencia a la crisis por coronavirus.

Con los indicadores anteriores, construyen un indicador agregado, se obtiene que Colombia y Perú se ubican favorablemente, mientras que Ecuador y Bolivia serían las economías más rezagadas dentro de la región andina.

El caso peruano

De acuerdo al indicador de liquidez, el 75% de empresas peruanas estaban en capacidad de financiar sus pasivos corrientes con activos corrientes. En cuanto a efectivo, la mediana asciende al 6% del total de activos y en casi todas las empresas, el efectivo equivale a un tercio de los activos o menos. Por el lado de los gastos, el alquiler representó una proporción baja del total de obligaciones, con una mediana de 1%. Los costos laborales ascendieron a 20% o más para un 25% de empresas peruanas, con una mediana de 8%. Las firmas reportaron financiarse principalmente con fuentes distintas al capital propio, alcanzando una mediana de razón de apalancamiento de 44%.

El indicador de reservas de liquidez elaborado por el BID, muestra que la mediana de empresas peruanas tenía capacidad para afrontar 38 días de pago de gastos y solo una cuarta parte de ellas soportarían 30 días. La situación es más grave para micro y pequeñas empresas: sus reservas solo les alcanzan para 20 días (mediana). El sector de agroindustria seria el menos resistente (25 días), siguiéndole el sector construcción (28 días).

En relación con la suficiencia de inventarios, la mediana de cobertura de inventarios sería de 55 días y una cuarta parte tiene cubiertos solo 17 días o menos de producción con sus inventarios. Las firmas más grandes muestran tener mayor respaldo de ventas con inventarios: la mediana asciende a 71 días para empresas medianas y 54 días para empresas grandes. Por otro lado, es destacable que las empresas peruanas tengan tiempos de cobro y pago amplios: la mediana es de 60 días y 270 días, respectivamente. Se teme que estos periodos se hayan alterado con las disrupciones en las cadenas de producción.

En Perú, el 60% de empresas reportó que habían paralizado sus operaciones y un porcentaje mayor declaró que no podrá hacer frente a sus obligaciones cuando finalice la emergencia sanitaria.

Balance

Se espera que la tecnología sea el motor de crecimiento para las economías. En vista de ello, los gobiernos deberían empezar garantizando el acceso masivo a internet.

El BID sugiere que se integre a las firmas de menor tamaño a las cadenas de valor con empresas más grandes, de manera que puedan ser más resistentes a shocks económicos. Teniendo en mente ese objetivo, los gobiernos deberían apoyar la formalización y la mejora de los estándares de producción

Una de las lecciones de la crisis por COVID-19 es que solo las empresas más productivas y con mayores niveles de solidez financiera y tecnológica tienen mayores probabilidades de sobrevivencia.

Justamente por eso, el apoyo debía concentrarse en las empresas pequeñas y medianas, que son las más vulnerables. Lamentablemente, eso no ha ocurrido en el Perú, y esperemos que los correctivos sean suficientes y no lleguen demasiado tarde.

___________________________________________

(1)https://publications.iadb.org/es/una-radiografia-de-la-resiliencia-de-las-empresas-de-la-region-andina-para-enfrentar-el-covid-19


Escrito por

Alan Fairlie Reinoso

Economista y actual Parlamentario Andino por Perú.


Publicado en