sin ciencia no hay futuro

foto: construcción pan americana

INFRAESTRUCTURA

Publicado: 2020-08-05

El BID ha desarrollado diversos estudios sobre la promoción de la inversión en infraestructura como herramienta de crecimiento y desarrollo para la región[1]. En un documento publicado recientemente por el BID[2], se señala que a través de la inversión masiva en infraestructura, bienes públicos, logística y la economía digital, es posible alcanzar un crecimiento de la región, que llegue incluso a niveles de 6 o 7%. De acuerdo con este estudio, el principal factor por el cual América Latina no crece a este ritmo anualmente, sino la mitad, es por un problema de productividad de la economía. Asimismo, según su análisis, el factor que afecta el 70% de la productividad de la región son elementos de infraestructura. Debido a ello, el BID ha planteado una serie de propuestas de políticas de infraestructura, dentro de las cuales podemos destacar: 

1. Aumentar la inversión pública en infraestructura

El objetivo estratégico que se plantea en el estudio es elevar la inversión en infraestructura en las próximas dos décadas, a tasas históricas de la región, e incluso superarlas, hasta llevarlas a niveles similares a los de los países asiáticos. Asimismo, se necesita desarrollar infraestructura resiliente, para disminuir los impactos y costos del cambio climático, empleando diseños adaptados a las condiciones cambiantes de los terrenos, cursos de agua y clima. El objetivo de una inversión pública de esta magnitud, está asociado también al hecho de proporcionar al sector privado un soporte para aumentar la productividad y el empleo, propiciando el aumento de las inversiones de este sector, generando un ciclo virtuoso de crecimiento y bienestar.

2. Incrementar la calidad de la infraestructura y la capacidad de gestión de la inversión pública

Según este estudio si el desarrollo de la infraestructura no se planifica de manera adecuada, la eficiencia de los servicios brindados por los activos será baja. Es necesario poner en marcha sistemas unificados y estandarizados, que contengan información para efectuar un análisis claro y acorde a la realidad, es decir, se debe contar con sistemas ajustados a los resultados que se obtienen, así como a los problemas que se enfrentan en la ejecución de los proyectos. A su vez, estos sistemas se deben vincular con mecanismos que faciliten el acceso, el seguimiento y la evaluación de los proyectos mediante la integración y sistematización de la información, y la modernización de la infraestructura tecnológica de soporte para generar y comunicar información.

3. Infraestructura digital

De acuerdo con el BID, la crisis ha puesto en evidencia el retraso en las redes y capacidad digital de la región. La posibilidad de reducir el impacto económico de la cuarentena está relacionada a la capacidad de poder implementar efectivamente el teletrabajo. En la región, solo 8% de la población tiene acceso a líneas de banda ancha fija, por debajo del promedio de América Latina y una cuarta parte de los niveles de la OCDE. Esto no solo tiene impactos en productividad. La educación a distancia es solo posible si hay infraestructura digital para los colegios: conectividad de las escuelas, plataformas digitales, tutoría virtual, repositorios digitales y paquetes de recursos digitales. De acuerdo con el BID, necesita superar ampliamente sus retrasos en temas de conectividad.

4. Mejorar la presión tributaria a fin de lograr un aumento de la inversión pública

Se requiere un esfuerzo importante para aumentar la recaudación tributaria de manera progresiva; por ejemplo, utilizando herramientas digitales como la factura electrónica, de manera de ampliar la disponibilidad de recursos para inversión. En la mayoría de los países de la región es necesario aumentar las bases tributarias y reducir la evasión. Para aumentar las bases tributarias se requiere especialmente, entre otras acciones, incrementar la formalización de las economías. En este sentido, es importante modernizar las agencias tributarias. Un buen diseño y aplicación de la factura electrónica, así como la mejora de las bases de datos de los contribuyentes, son clave para aumentar la eficiencia recaudatoria. A su vez, la reducción de la evasión tiene una incidencia directa en la disminución de la informalidad. En consecuencia, en el futuro, la política fiscal estará marcada por la necesidad de implementar medidas de consolidación fiscal por medio del incremento de los ingresos, en los casos requeridos, y la racionalización del gasto para orientarlo hacia una mayor inversión.

Cabe mencionar que el BID también ha publicado varios documentos y cursos especializados que promueven la modalidad de Asociaciones Público Privadas como instrumento para impulsar la inversión en infraestructura y el desarrollo de la región[3]. Asimismo, en el caso peruano, el BID junto con el gobierno británico, colaboraron en la elaboración del Plan Nacional de Infraestructura del Perú, promulgado por el Poder Ejecutivo mediante decreto supremo el 28 de julio de 2019[4].

Balance

Las medidas propuestas por el BID para aumentar la inversión pública en infraestructura, su calidad, su capacidad de gestión, y la infraestructura digital, nos parece que son necesarias. Asimismo, coincidimos que para que esto sea posible, es vital mejorar la recaudación tributaria de la región, principalmente de aquellos países donde existe alta evasión y elusión tributaria, y con nivel altos de informalidad, como es el caso peruano. Sin embargo, uno de los instrumentos planteados para impulsarla es mediante Asociaciones Público Privadas, que según la evidencia empírica internacional y nacional, muestra ciertas limitaciones debido principalmente a la poca capacidad de gestión y a la falta de transparencia en la rendición de cuentas en países en desarrollo como el nuestro.

Si bien el gobierno ha lanzado el programa “Arranca Perú” para proyectos de inversión pública con un monto que asciende aproximadamente al 1% del PBI, también ha señalado que como parte de la reactiva económica del país se implementará los proyectos del Plan Nacional de Infraestructura, donde aproximadamente el 70% de los proyectos son APPs.

Las medidas que está tomando el gobierno en materia de infraestructura, se encuentra alineado con el Plan Nacional de Competitividad y Productividad (PNCP), el cual tiene como objetivo prioritario 1 el Pilar de Infraestructura, cuyas medidas de política son: el Plan Nacional de Infraestructura (PNI), el Plan BIM, las oficinas de gestión de proyectos (PMO), contratos estándar para las Asociaciones Público-Privadas, y la habilitación del uso de contrataciones tipo NEC en el marco legal peruano. Se puede revisar el balance realizado en su oportunidad por el Despacho del parlamentario andino Alan Fairlie[5].

Los Decretos de Urgencia que fueron aprobados por el Ejecutivo durante el periodo del interregno parlamentario, se encuentran alineados a dicho objetivo del Plan Nacional de Competitividad y Productividad. En ese sentido, se estableció la contratación Estado-Estado, se implementó el Plan Nacional de Infraestructura y el plan BIM. Pueden revisar el balance realizado en su oportunidad por el Despacho del parlamentario andino Alan Fairlie[6].

_________________________________________

[1] Véase: BID (2017a). Aumentando la eficiencia en la provisión de infraestructura pública: Evidencia de potenciales aumentos de eficiencia en el Gasto en Infraestructura Pública en América Latina y el Caribe. https://publications.iadb.org/publications/spanish/document/Aumentando_la_eficiencia_en_la_provisi%C3%B3n_de_infraestructura_p%C3%BAblica_Evidencia_de_potenciales_aumentos_de_eficiencia_en_el_Gasto_en_Infraestructura_P%C3%BAblica_en_Am%C3%A9rica_Latina_y_el_Caribe_es_es.pdf

BID (2020a). La inversión en Infraestructura en América Latina y el Caribe no despega. https://blogs.iadb.org/agua/es/infralatam-inversion-en-infraestructura-en-america-latina/

BID (2020b). Desarrollando infraestructura: la evidencia como herramienta clave para el uso eficiente de los recursos públicos. https://blogs.iadb.org/conocimiento-abierto/es/desarrollando-infraestructura-la-evidencia-como-herramienta-clave-para-el-uso-eficiente-de-los-recursos-publicos/

[2] BID (2020c). Cómo acelerar el crecimiento económico y fortalecer la clase media: América Latina. Disponible en: https://publications.iadb.org/publications/spanish/document/Como-acelerar-el-crecimiento-economico-y-fortalecer-la-clase-media-America-Latina.pdf

[3] BID (2017b). Evaluación de las Asociaciones Público-Privadas en Infraestructura. Disponible en: https://publications.iadb.org/publications/spanish/document/Evaluaci%C3%B3n-de-asociaciones-p%C3%BAblico-privadas-en-infraestructura.pdf

Asociaciones Público Privadas en Perú: Experiencias, Normativa y Pautas para impulsar su desarrollo. https://cursos.iadb.org/es/indes/asociaciones-p-blico-privadas-en-experiencias-normativa-y-pautas-para-impulsar-su-desarrollo

Asociaciones Público-Privadas: Retos, lecciones aprendidas y soluciones innovadoras en América Latina y el Caribe. https://cursos.iadb.org/es/indes/asociaciones-p-blico-privadas-retos-lecciones-aprendidas-y-soluciones-innovadoras-en-am-rica

[4] BID (2019). 3 buenas prácticas del Plan Nacional de Infraestructura del Perú para un crecimiento económico sostenible. Disponible en: https://blogs.iadb.org/sostenibilidad/es/3-practicas-pni-peru/

[5] http://alanfairliereinoso.pe/wp-content/uploads/2019/05/Aqu%C3%AD.pdf

[6] Véase en: http://alanfairliereinoso.pe/wp-content/uploads/2020/03/Decretos-de-Urgencia-_final_compressed-2.pdf


Escrito por

Alan Fairlie Reinoso

Economista y actual Parlamentario Andino por Perú.


Publicado en