#CómoSalimosDeEsta

FOTO: ANDINA

EL COVID-19 Y EL TRABAJO EN LOS PUEBLOS INDÍGENAS Y TRIBALES

Publicado: 2020-08-21

La Organización Internacional del Trabajo, en sus notas de políticas, ha publicado un reciente informe denominado “La Covid-19 y el mundo del trabajo, un enfoque en los pueblos indígenas y tribales”[1], en el cual presta atención a las desigualdades preexistentes a la crisis de la pandemia, que se traducen en vulnerabilidades sociales, económicas, sanitarias y ambientales, acentuadas para los pueblos indígenas y tribales. 

En ese sentido, aunque más del 70% de las personas indígenas viven en zonas rurales, muchas han emigrado a centros urbanos en busca de trabajo, en condiciones de informalidad. En su mayoría, los trabajadores migrantes indígenas han perdido sus fuentes de ingresos y no pueden mantenerse en los centros urbanos.

La OIT señala que los pueblos originarios tienen tres veces más probabilidades de vivir en extrema pobreza, siendo las mujeres indígenas las que ocupan los indicadores socioeconómicos inferiores. Esta situación repercute en la vulnerabilidad sanitaria. Según el informe, a nivel mundial más del 50% de indígenas mayores de 35 años padecen diabetes tipo 2, mientras que la tuberculosis sigue afectando desproporcionadamente a los pueblos indígenas. Esta situación se agrava debido al acceso limitado a la infraestructura y servicios públicos, como salud, agua y saneamiento.

Los efectos del cambio climático agravan la vulnerabilidad ambiental y la pérdida de la diversidad biológica, afectando la relación económica, cultural y espiritual de los pueblos indígenas y tribales con su entorno natural; el acceso a alimentos, agua y otros medios fundamentales de vida; y profundiza la inseguridad alimentaria en zonas rurales. Por otro lado, la propagación del virus a los pueblos indígenas en aislamiento voluntario o en contacto inicial es una amenaza para su existencia.

La OIT hace una llamado a una recuperación socioeconómica inclusiva. Sostiene que a pesar del reconocimiento internacional de los derechos de los pueblos indígenas en el Convenio 169 de la OIT y la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas; se necesitan avances significativos en la superación de desigualdades, discriminación y exclusión. Admite que el reconocimiento y protección del derecho a la propiedad de las tierras indígenas siguen siendo decisivos. Y, que las políticas y medidas para el acceso a educación, formación, empleo y protección social de las personas indígenas son insuficientes. Por lo que las organizaciones de trabajadores y de empleadores tienen un papel fundamental, a través del diálogo social, en una respuesta y recuperación frente al Covid-19, que incluyan a los pueblos indígenas.

Recomendaciones de la OIT orientadas a los pueblos indígenas y tribales

Respecto a las medidas de alivio urgente, la OIT recomienda: difundir información culturalmente apropiada, en lenguas indígenas, para prevenir la difusión del Covid-19; apoyar las medidas de prevención adoptadas por los propios pueblos indígenas en sus territorios, incluido el “cierre de comunidades”; garantizar que las medidas respecto de los servicios de salud beneficien también a los pueblos indígenas, de forma efectiva y culturalmente apropiada; asegurar la inclusión efectiva de las personas indígenas en la asistencia social; entre otras medidas.

Sobre las medidas de protección sostenida, la OIT recomienda: apoyar a las pequeñas empresas y cooperativas de pueblos indígenas y tribales; reconocer y proteger los derechos de los pueblos indígenas a la tierra y a los recursos naturales; elaborar sistemas de protección social inclusivos; mejorar el acceso de los pueblos indígenas a los servicios de salud, teniendo en cuenta sus condiciones y culturas; promover el diálogo y la colaboración entre las organizaciones de empleadores y de trabajadores y las organizaciones de los pueblos indígenas; entre otras medidas.

Finalmente, la OIT realiza un llamamiento a crear instituciones estatales eficaces y debidamente financiadas que asuman la dirección de los asuntos indígenas, promuevan el diálogo institucionalizado y la participación de los pueblos indígenas y tribales en las políticas públicas; retomando el camino hacia el logro de los Objetivos del Desarrollo Sostenible.
_______________________________________

[1] https://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—dgreports/—dcomm/documents/publication/wcms_746902.pdf?fbclid=IwAR0OlewpWYyVD0W3_nXEptXnvnqPh7Qr2IfK7O81riQkdGoy_zuJ2OVKAGU


Escrito por

Alan Fairlie Reinoso

Economista y ex-Parlamentario Andino por Perú.


Publicado en