Aunque cambies de color, sigues siendo la misma

IMAGEN: CTI

Avances en la transformación digital en América Latina

Publicado: 2021-04-13

La CEPAL ha publicado, recientemente, un documento titulado “Datos y hechos sobre la transformación digital”[1]. Esta publicación se realiza en el contexto del cumplimiento de los 15 años de la Agenda Digital Regional para América Latina y el Caribe (eLAC). Resalta su importancia sobre todo con la pandemia, la digitalización pasó a tener un rol fundamental en la continuidad de las labores económicas a nivel global. A continuación, se presentan resultados de esta investigación.

Infraestructura Digital

Se destaca, que 430 millones de personas en 2019 son usuarias de Internet en América Latina y el Caribe (lo que equivale a un 67% de la población). No obstante, aún prevalece una brecha de usuarios entre el área urbana y rural que es significativa en la mayoría de los países. En promedio, esta diferencia alcanza los 25 puntos porcentuales, y en algunos países llega a los 40 puntos porcentuales como en el caso de Perú. Adicionalmente, esta brecha en el acceso a redes también está sujeta a los diferentes niveles de ingresos de los ciudadanos. Sobre este último indicador, Perú destaca por tener la mayor diferencia en proporción entre los usuarios de Internet de altos y bajos ingresos para el 2018.

Transformación digital y economía digital

La transformación digital y la economía digital también han tenido cambios importantes. La presencia empresarial en línea se incrementó durante la crisis del COVID-19, los sitios web empresariales crecieron un 800% en Colombia y México, y un 360% en Brasil y Chile. Esto se puede comprobar por el aumento significativo de la cantidad de sitios web empresariales en Brasil, Chile, Colombia y México en marzo, abril y mayo de 2020; en comparación con el año anterior. Asimismo, datos de Mercado Libre (2020) reportan un ejemplo sobre el crecimiento del comercio electrónico durante la pandemia para Brasil (39%) y Chile (125%), entre la última semana de febrero y la última semana de mayo.

Por otro lado, también se manifiesta la existencia de diferencias significativas entre la OCDE y América Latina sobre la industria digital. Existen diferencias en el peso económico relativo del ecosistema como porcentaje del PIB (3.98% versus 4.58%) y también diferencias en las exportaciones de servicios y productos de alta tecnología. Adicionalmente, América Latina y el Caribe presenta un índice de desarrollo de industrias digitales de 18.63, significativamente inferior al de los países de la OCDE (33.54), de América del Norte (43.21) o de Europa Occidental (35.75).

Respecto al capital de riesgo, que es central para el financiamiento de emprendimientos, este ha tenido una tasa de crecimiento promedio anual (entre 2011 y 2019) en América Latina cercana al 53%. Entre 2018 y 2019 lo invertido aumentó en 2.627 millones de dólares, ascendiendo a 4.600 (prácticamente 30 veces lo registrado en 2011). En relación con la inversión de capital de riesgo por país, destaca Brasil: concentra en 2019, aproximadamente el 50 por ciento de la inversión. Asimismo, la inversión en este ámbito se multiplicó en 11 y 8 veces en Colombia y México, respectivamente, entre 2017 y 2019.

Mercado Digital

América Latina y el Caribe al 2017, representaba el 2% de las exportaciones mundiales de servicios suministrados digitalmente. De este total, el 42.3% correspondía a América del Sur, mientras que el Caribe y Centro América y México representaban el 19%, cada uno. Por otro lado, según el índice de comercio electrónico elaborado por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD, 2019), América Latina y el Caribe presenta un atraso en comparación con otras regiones en su nivel de preparación para el comercio electrónico. Las áreas donde se observan mayores atrasos, son la confiabilidad postal y la bancarización.

Cabe mencionar que, para fomentar la confianza en el comercio electrónico, es necesario fortalecer el marco institucional. En este sentido, la región muestra diferentes grados de avance en la adopción de marcos normativos relevantes para este tipo de actividad. En particular, se observa un grado de avance menor en la legislación asociada a la protección del consumidor en línea, y la protección de datos personales. No obstante, a nivel de transacciones electrónicas y cibercrimen se observa un mayor desarrollo.

Gobierno Digital

Si se compara el valor del índice de desarrollo del gobierno digital de las Naciones Unidas (EGDI) por región geográfica, observamos que el valor promedio de América Latina y el Caribe se encuentra por encima de regiones como Oceanía y África, pero detrás de Europa y cerca de Asia. Por otro lado, respecto a la implementación de servicios desde los gobiernos, los más desarrollados han estado enfocados en el envío del impuesto sobre la renta, el pago de servicios públicos y el registro de un nuevo negocio. Complementariamente a estos servicios, los trámites, como los certificados de nacimiento o matrimonio, son transaccionales en línea en menos del 40% de los países de la región, en tanto se encuentran en mayor desventaja los trámites relacionados con la cédula de identidad y la licencia de conducir.

El índice de e-participación, evalúa la presencia de herramientas de información, consultas públicas y la participación directa de los ciudadanos en línea en los procesos de toma de decisiones. Se encuentra que, en los portales de los gobiernos nacionales, al 2018, la región en promedio alcanzó un índice de 0.594. Mientras que países como Dinamarca, Finlandia y Corea alcanzaron puntajes de 1; el puntaje más alto posible. Los puntajes más altos en el índice a nivel regional los tuvieron Brasil, Colombia, México, Uruguay, Perú, Chile y Costa Rica.

Cultura, inclusión y habilidades digitales

El conocimiento sobre informática, también ha tenido un resultado variado en la región. A nivel de conocimientos básicos, como copiar un archivo o enviar un correo electrónico con un archivo, al menos el 40% de la población latinoamericana es capaz de realizarlo. No obstante, esta situación varia cuando es necesarios hacer uso de actividades intermedias como cálculos o creación de presentaciones, en las que solo el 30% es capaz de realizarlo. Finalmente, solo el 25% de la población tiene conocimientos avanzados en informática. Cabe destacar que menos del 7% de las personas informa haber escrito un programa informático utilizando un lenguaje de programación. Esto evidencia el poco desarrollo en habilidades relacionadas al uso de TIC en la región.

También se hace referencia a que en América Latina solo el 21% de los trabajadores pueden potencialmente estar ocupados en labores de teletrabajo, a diferencia de Europa y Estados Unidos, en los que la cifra alcanza casi un 40%. Se presentan también brechas en torno a la conexión, dado que 46% de los niños de entre 5 y 12 años viven en hogares que no están conectados. Y, también se hace mención que en América Latina, el empleo en el sector de tecnologías de la información y la comunicación tiene poca presencia, y representa únicamente el 1,6% del empleo masculino. En el caso de las mujeres, esta participación es mucho menor, y corresponde sólo al 0,9%.

Tecnologías emergentes para el desarrollo sostenible

El último indicador analizado en este estudio menciona que, de los 33 países de América Latina y el Caribe, 14 tienen un nivel bajo de preparación en los gobiernos para aprovechar las ventajas de la Inteligencia Artificial. Y, que hasta la fecha, solo cinco países de la región (Argentina, Brasil, Chile, México y Uruguay) han desarrollado, o están en proceso de desarrollo de políticas y estrategias de IA lideradas por el gobierno

Se pueden derivar diferentes conclusiones de este reporte. Sin embargo, la más importante radica en que si bien se ha avanzado en el desarrollo de Ciencia y Tecnología en la región, aún queda una brecha pendiente que superar, sobre todo en el acceso por parte de la población a servicios de red/internet que les permitan estar conectados, así como también una labor más activa por parte del gobierno para la promoción de este sector. También, resulta importante promover el ejercicio de carreras profesionales que complementen el fortalecimiento y aprendizaje en el sector, así como mejorar el uso de habilidades de informática.

En el Parlamento Andino, hemos presentado y se han aprobado por unanimidad, marcos normativos sobre estas materias. Es imperativa su implementación, dadas las brechas existentes que nos muestra el estudio de la CEPAL.

__________________________________________________________

[1] CEPAL (2021). Datos y hechos sobre la transformación digital: Informe sobre los principales indicadores de adopción de tecnologías digitales en el marco de la Agenda Digital para América Latina y el Caribe. Disponible en: https://www.cepal.org/es/publicaciones/46766-datos-hechos-la-transformacion-digital-informe-principales-indicadores-adopcion


Escrito por

Alan Fairlie Reinoso

Economista y actual Parlamentario Andino por Perú.


Publicado en