#CómoSalimosDeEsta

Digitalización y cambio tecnológico en las mipymes agrícolas y agroindustriales en América Latina[1]

Publicado: 2021-07-09

Los sistemas alimentarios constituyen un sector económico que puede ser beneficiado de la digitalización, ya que su uso genera impactos positivos en la productividad y ayudan a fortalecer las relaciones con los mercados de productos y servicios. Pero la diferenciación existente entre grupos de productores y territorios hace que no todos cuenten con ventajas para adaptarse a estas innovaciones, sobre todo aquellos grupos que se encuentran estructuralmente impedidos para implementar innovaciones digitales en sus modelos de producción y vinculación al mercado.

Las zonas rurales son las que están más excluidas del uso de tecnologías digitales en la agricultura debido a la falta de infraestructura adecuada, por lo que es necesario incluir en sus procesos la conectividad necesaria a un precio accesible y lograr la alfabetización digital, complementándose esto con el uso de herramientas digitales, tales como las plataformas de información y redes de trabajo digital, con la ayuda de dispositivos que permitan el impulso de la Agricultura 4.0 en el sistema alimentario.

Las políticas y estrategias que se implementen en los países de la región en materia de Investigación, Desarrollo e innovación (I+D+i) son fundamentales para el desarrollo y uso de estas herramientas digitales en las zonas rurales, pero su efectiva implementación va a depender de la existencia de barreras y oportunidades, las que deben ir aparejadas con las condiciones básicas de infraestructura (acceso y alfabetización), tal como se muestra en el diagrama.

Grafico N°1: Flujo de barreras/oportunidades para el uso de las herramientas digitales en el desarrollo agrícola y rural

Fuente : CEPAL(2021) Digitalización y cambio tecnológico en las mipymes agrícolas y agroindustriales en América Latina.

En el contexto actual, el acceso a internet y alfabetización digital son considerados como bienes públicos de primera necesidad y pueden ser un elemento importante para el desarrollo inclusivo en los territorios rurales. Sin embargo, la cobertura de internet es siempre un problema, debido a la baja densidad poblacional que hay en zonas lejanas a centros urbanos, lo que encarece el costo del servicio para los usuarios.

Otro elemento es la alfabetización digital, elemento primordial para que se haga uso efectivo de Internet una vez que existe la conexión, y para ello se requiere de condiciones básicas, como un buen nivel educativo de la población. Por ello es importante impartir a los agricultores y, en general, a quienes trabajan en el campo, programas de capacitación en el uso de las TIC, de modo que se vayan adaptando a los cambios tecnológicos.

Las plataformas de información, son necesarias para contar con los elementos suficientes que permitan tomar decisiones productivas, aunque la provisión no es suficiente y no es usada de forma de masiva.

La agricultura y la ganadería 4.0 en la región se viene desarrollando como un paso siguiente a la tecnificación de la agricultura, lo que involucra la siembra, pulverización, cosecha, ordeña y riego, añadiendo a los procesos los elementos que involucran la digitalización, lo cual se da gracias a la articulación de los startups y las instancias públicas que son las que proveen de la información. La rentabilidad no es el único factor positivo del uso de estas herramientas, sino también las externalidades ambientales positivas, debido a que hay un menor uso de agroquímicos al minimizar su aplicación gracias a la agricultura de precisión, así como la menor compactación de los suelos que se puede lograr con el uso de drones.

En suma, en nuestra región son los grandes productores los que vienen usando en mayor medida estas herramientas tecnológicas, por lo que uno de los retos más importantes es que este tipo de agricultura y ganadería con mucho mayor tecnificación y digitalización se pueda extender hacia los pequeños y medianos productores, y para ello se requerirá la implementación de amplio alcance de programas de fortalecimiento del capital humano en el manejo de las herramientas y las posibilidades que nos brinda la tecnología, así como hacer más viable su aplicación al resolver los problemas que están vinculados a las escalas productivas, de modo que sean más visibles los beneficios económicos y ambientales para los agricultores.

Por ello desde mi labor como parlamentario andino, presenté y se aprobó en el parlamento andino el Marco Normativo para Promover y Fortalecer la Economía Campesina y la Agricultura Familiar en la Región Andina, el cual busca promover el desarrollo y fortalecimiento de la economía campesina y la agricultura familiar bajo un enfoque integral, en aras de construir sistemas agrícolas diversificados, resilientes e innovadores, que permitan aumentar la competitividad de sector y alcanzar mayores niveles de desarrollo sostenible en zonas rurales; además, de contribuir con la seguridad alimentaria de los Estados miembros y mejorar condiciones de vida de la población dedicada a esta actividad económica.

___________________________________________________

[1] Este articulo recoge las principales conclusiones de la publicación: CEPAL(2021) Digitalización y cambio tecnológico en las mipymes agrícolas y agroindustriales en América Latina


Escrito por

Alan Fairlie Reinoso

Economista y ex-Parlamentario Andino por Perú.


Publicado en